¡Siguenos!

9.12.14

El cava… ¿en qué tipo de copa?

Llega la época de mayor consumo de vinos espumosos y muchas veces nos preguntamos en qué tipo de copa es mejor beberlo. Haremos una breve explicación para que elijáis dentro de vuestra cristalería lo que más se acerque a la copa perfecta y más se aleje del vaso de nocilla reciclado que todos tenemos. Actualmente existen gran variedad de copas como vemos en la imagen. ¿Cuál nos gusta más?
En general, y esto es para cualquier vino, se recomienda que la copa sea de cristal fino, transparente y sin tallar. Las cristalerías de la abuela con esas filigranas vivieron su momento y ahora las podemos dejar de adorno y sólo sacarlas si nos juntamos tantos que hay que rebuscar copas en cualquier rincón del armario. La copa ideal para espumoso debe respetar las burbujas y la temperatura, favorecer que los aromas se liberen y dejar espacio para poder percibir bien los aromas del vino.



La copa Pompadour la descartamos nada más empezar. Ahora se lleva lo retro y en muchos restaurantes creen que es moderno sentarse en sillas viejas diferentes o usar los vasos de duralex. No me extrañaría que volvieran a reciclar de algún mercadillo este tipo de copas. Dicen que fue diseñada a semejanza de los senos de la amante de Luis XV, Madame Pompadour, en la Versalles del siglo XVIII. Muy interesante la historia y muy práctico para hacer la típica torre de copas en plan fuente que se derrama por todas partes si no eres ingeniero. Pero de no ser en caso de mucha necesidad preferimos cualquier otra.


En segundo lugar tenemos la copa de flauta, la que actualmente más se usa para este tipo de vinos. Es todo lo contrario a la mencionada anteriormente. Pasamos de una baja y ancha a una demasiado larga y estrecha. Es buena para ver el efecto de las burbujas pero si de verdad nos gusta el vino y no lo queremos sólo para brindar por el año nuevo, nos será algo difícil apreciar los matices. No la descartamos del todo pero se puede mejorar.
Lo mejor para el champagne, cava o espumoso es la evolución surgida de estas dos. La copa de tulipa. Una copa alargada como la de flauta pero un poco más ancha en el medio. En esta se pueden apreciar los aromas y además fluye bien la burbuja. A mi personalmente me gusta, que podría ser el sustituto de esta con lo que tenemos en casa, una buena copa de vino. La mejores son las de blanco que más se parecen a la tulipa por ser algo menos anchas que las burdeos.


Con estos consejos esperamos que disfrutéis del mejor vino y si puede ser en la mejor copa. ¡Por vosotros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario